Actividades para mantener la mente activa

Ene 31, 2021 | Bienestar y Salud, Envejecimiento Activo, Neuroplasticidad

Mantener la mente activa es fundamental para mantener nuestro cerebro sano y funcional. A continuación, os presentamos actividades para mantener la mente activa que nos van a ayudar a entrenar la memoria y la atención, a la vez que trabajamos distintas funciones ejecutivas.

¿Por qué mantener la mente activa?

Así como un músculo que no se utiliza pierde fuerza y elasticidad con las habilidades cognitivas pasa lo mismo. Debemos habituarnos a realizar una diversidad de actividades para trabajar cuantas más habilidades cognitivas mejor. Así, como pueden ser: el cálculo, la resolución de problemas, la memoria, entre otras.  Mantener la mente activa previene el deterioro cognitivo y mantiene nuestras capacidades mentales para seguir adaptándonos a las exigencias de nuestra entorno.

Nuestra mente es nuestra conexión con el mundo externo y nos ayuda a regular nuestro mundo interno

¿Cómo mantener la mente activa?

1- Aprende algo nuevo

Está claro que seguir aprendiendo de adulto es tan beneficioso como importante es la educación obligatoria. Cuando aprendemos algo nuevo no solo activamos redes neuronales que ya tenemos sino que podemos formar nuevas conexiones cerebrales. Además, no solo formamos nuevas conexiones sino también nuevas relaciones. Compartir experiencias con otras personas es otra forma de enriquecernos y acércanos a los demás.  Así que, comienza un nuevo hobby o simplemente toma un camino nuevo para ir al supermercado todo vale para mantener la mente activa.

neuronas estimuladas son redes reforzadas

2- Mantente relajad@

El estrés prolongado es nocivo. Los mecanismos del estrés, la respuesta de luchar o huir, a la larga pueden desencadenar procesos de inflamación y dolor. Asimismo, dificulta la formación de nuevas conexiones neuronales. Es por esto que a veces dejar la mente en blanco y relajarse es la mejor forma de resetear y proteger nuestra mente. Realiza ejercicios de respiración y relajación para promover esa mente en calma.

3- Presta atención con todos los sentidos

Realiza actividades cotidianas con atención, es decir, no pongas el automático. Fíjate en la tarea con todos los sentidos. Esto es una práctica muy antigua de conciencia plena que hoy en día se conoce popularmente como mindfulness. Cualquier actividad cotidiana sirve como lavarse los dientes, cerrar con llave la puerta principal de casa o tomar un café.

4- Conversa con otras personas

Socializar es fundamental para nuestro bienestar pero además también lo es para nuestra mente. Tanto es así que el término depresión-deterioro cognitivo inducido se utiliza de forma frecuente en la clínica para referirse a un deterioro cognitivo secundario a una enfermedad depresiva primaria (I. Sánchez Ayala). Por tanto, sea en persona o a la distancia debemos hablar con otras personas y mucho. Estos estudios explican como los adultos mayores que aprenden a utilizar las redes sociales y nuevas tecnologías tiene mayor función cognitiva y son más felices.

5- Resuelve acertijos y crucigramas

Juegos educacionales como lo son los de estrategia y resolución de problemas pueden ser una gran herramienta para mantener nuestras mentes agiles, veloces y activos. El ajedrez por ejemplo, se correlaciona con habilidades visoperceptivas, matemáticas y con la fluidez verbalRealizar con regularidad pasatiempos de palabras, como los crucigramas o sudokus, mejoran la atención, memoria y razonamiento.

6- Leer

Leer es el equivalente a crear mundos y historias de forma guiada. El autor como guía y el lector como intérprete. Leer al contrario que ver una película aporta poco a nivel sensorial por lo que exige mucho a nivel mental. Cuando solo tenemos las palabras del autor debemos imaginar todo aquello que nos intenta transmitir la historia de nuestro libro. Es equivalente a realizar ejercicios de imaginería una tendencia creciente en neurorehabilitación que implica las neuronas espejo. El hecho de imaginar movimientos y sensaciones activa las redes neuronales implicadas aunque no nos movamos ni tengamos presente las sensaciones en realidad.

Todo lo que puede ser imaginado es real – Pablo Picasso

7- Haz ejercicio de forma regular

Los humanos estamos cableados para el movimiento en todos los sentidos. Daniel Wolpert lo explica muy bien «el cerebro ha evolucionado para controlar movimiento«.  El movimiento es esencial para el desarrollo del cerebro y todas las funciones cognitivas. Tanto es así que la atención comienza en el movimiento de la mirada hacía un objetivo. Por tanto, moverse con un objetivo es fundamental para mantener la mente activa.

8- Descansar

Dormir es el equivalente a tirar los trastos en casa. Si no duermes bien, así como, si no sacas la basura de casa al final se acumula y cada vez queda menos espacio para otras cosas. Es por esto que es tan importante llevar una rutina de sueño atendiendo a cantidad (entre 6-9 horas) y calidad (adecuadas condiciones ambientales internos y externos).  Diversos estudios explican que la relación más obvia entre la cognición y el sueño es que este último es indispensable para la consolidación de la memoria.

9- Alimentaté bien

El microbioma del intestino es actualmente de gran interés científico tanto para detectar de forma precoz distintas enfermedades como para curarlas. Se considera que la dieta es uno de los principales factores que configuran el microbioma. Una dieta variada y baja en carbohidratos y azúcares diversifica el microbioma . El microbioma además de tener un papel fundamental en el sistema autoinmune potencialmente elimina todos los elementos tóxicos que ingerimos (lo cual es fundamental ya que los tóxicos que ingerimos cuando se acumulan pueden provocar neuroinflamación). Además, la alimentación tiene un rol importante en la prevención del deterioro cognitivo. Consumir alimentos ricos en antioxidantes, vitamina Bpolifenoles e incluir ácidos grasos en la dieta protegen la mente. 

Bibliografía

1- Smith, P. J., & Blumenthal, J. A. (2016). Dietary Factors and Cognitive Decline. The journal of prevention of Alzheimer’s disease3(1), 53–64  https://doi.org/10.14283/jpad.2015.71

2- Angeloni, Cristina; Businaro, Rita; Vauzour, David, The role of diet in preventing and reducing cognitive decline, Current Opinion in Psychiatry: July 2020 – Volume 33 – Issue 4 – p 432-438 doi: 10.1097/YCO.0000000000000605

3- Thursby, E., & Juge, N. (2017). Introduction to the human gut microbiota. The Biochemical journal474(11), 1823–1836. https://doi.org/10.1042/BCJ20160510

4- Alexander P. Burgoyne, Giovanni Sala, Fernand Gobet, Brooke N. Macnamara, Guillermo Campitelli, David Z. Hambrick,
The relationship between cognitive ability and chess skill: A comprehensive meta-analysis,
Intelligence, Volume 59, 2016, Pages 72-83, ISSN 0160-2896, https://doi.org/10.1016/j.intell.2016.08.002. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160289616301593)

5- Lira, David, & Custodio, Nilton. (2018). Sleep disorders and their complex relationship with cognitive functions. Revista de Neuro-Psiquiatría81(1), 20-28. https://dx.doi.org/https://doi.org/10.20453/rnp.v81i1.3270

Artículos relacionados

Tú PUEDES dejar de fumar

La mayoría de las personas que están intentando dejar de fumar lo ha intentado al menos una o varias veces con anterioridad y no ha tenido éxito. Los recursos que se utilizan más habitualmente para dejar de fumar son:  - Realizar un listado con los beneficios que se...

leer más

Pin It on Pinterest