¿Qué es un ictus?

Abr 21, 2020 | Bienestar y Salud, Neuroplasticidad

Ictus, accidente cerebrovascular, infarto cerebral, embolia… son sinónimos de una misma urgencia médica que viene a definirse como una falta de oxígeno en el cerebro. Es una patología común que suele darse por una serie de factores. Hoy en Universo Neurodiverso veremos cuestiones como: ¿Qué es un Ictus?, ¿Qué datos son más relevantes a saber del ictus?, ¿Cuáles son sus factores de riesgo?, ¿Qué síntomas presenta? y ¿Qué hacer ante un ictus?

¿Qué es un ictus?

También llamado accidente cerebrovascular o ACV es una falta de oxígeno en el cerebro que puede ser de tipo isquémico o hemorrágico. Un ictus de tipo isquémico se debe a la falta de irrigación del cerebro debido a una obstrucción en el flujo sanguíneo. Un ictus tipo hemorrágico se debe a la rotura de algún vaso sanguíneo.

¿Qué datos son más relevantes a saber del ictus?

Es una patología que causa gran impacto sobre la persona, su familia y también tiene un elevado coste para la sociedad. Ya que, por lo general, conlleva unos periodos de hospitalización y recuperación largos. El accidente cerebrovascular es la segunda causa más frecuente de mortalidad en la población general y la primera en mujeres. Además, cabe destacar que, en adultos, es la causa más frecuente de discapacidad. Dicho esto, el 80% de los Ictus son se pueden prevenir modificando hábitos de riesgo por hábitos saludables.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de riesgo para sufrir un Ictus es la elevada presión arterial que generalmente son debido hábitos poco saludables cómo fumar, beber, tomar drogas, el sedentarismo y la obesidad. También si se padece algún problema cardiovascular o enfermedad metabólica como la diabetes hay más probabilidades de que se dé. Los medicamentos tienen un papel especial para la prevención, pero algunos incrementan la probabilidad. El cese o la toma de medicamentos específicos pueden aumentar el riesgo por lo que debe consultar con su médico para otras alternativas especialmente si tiene familiares que lo han padecido, edad avanzada o cualquier combinación de factores de riesgo. Podemos destacar que, a parte de estos factores generales, las mujeres tienen unos factores de riesgo específicos a su sexo. Las mujeres tienen momentos en su vida cuando incrementa el riesgo de padecer un ictus como durante el embarazo y la menopausia. También la contracepción oral y terapia de sustitución hormonal incrementan el riesgo. Además, las mujeres por lo general viven más tiempo que los hombres y la edad avanzada incrementa las posibilidades de sufrir ictus.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas más comunes para son:

  • Pérdida de fuerza en un lado del cuerpo
  • Confusión y dificultad de habla
  • Mitad de la cara caída
  • Dolor de cabeza repentino
  • Visión borrosa
  • Pérdida de equilibro

Además, debemos hacer hincapié en que el 30% de las mujeres presentan síntomas no comunes que dificulta la detección y el diagnóstico.

Teniendo en cuenta que el síntoma más comúnmente reconocido por la población es la pérdida de fuerza en un hemicuerpo, debemos esforzarnos por tener en cuenta otros síntomas que pueden ocurrir. Según la asociación americana de corazón otros síntomas pueden ser: Perdida de consciencia, debilidad general, dificultad para respirar, confusión, desorientación, no responde, agitación, alucinación, nauseas o vómitos, dolor, convulsiones e hipo.

¿Qué hacer ante un Ictus?

Debes llamar inmediatamente al 112. Recuerda debes tener a mano la dirección (el número, la calle y la localidad) para que puedan atenderte de la forma más eficaz y rápida posible. Por otra parte, toma nota de cuando han empezado los síntomas ya que el tiempo es de gran importancia. Es posible que sea necesario que hagas una RCP, el operador del 112 te guiará indicando que pasos debes seguir, se paciente. Mientras esperan a la ambulancia no dejen que la persona se duerma, ni le den nada de comer, ni de beber. Intenta mantener la calma y tranquilizar a la persona.

Artículos relacionados

Tú PUEDES dejar de fumar

La mayoría de las personas que están intentando dejar de fumar lo ha intentado al menos una o varias veces con anterioridad y no ha tenido éxito. Los recursos que se utilizan más habitualmente para dejar de fumar son:  - Realizar un listado con los beneficios que se...

leer más

Pin It on Pinterest