El Backup Humano

Dic 11, 2021 | Neuroplasticidad

El Backup humano

El término Backup proviene del inglés y quiere decir respaldo. Como dice: significados.com «Se usa principalmente en la informática, donde significa copia de respaldo de la información almacenada en un dispositivo electrónico. En español, este concepto se conoce también con los nombres copia de respaldocopia de seguridad y copia de reserva.» ¿Pero, es posible que exista el backup en los seres vivos? ¿Puede ser que haya un backup humano?

Cuando se estudia al ser vivo, al que sea, nos damos cuenta de que existen backups en todas partes. El ser humano igual que un sistema informático, es un sin fin de procesos donde existen controles de errores con una alta tolerancia a fallos. En otras palabras, podemos observar cantidad de redundancias o backups distintos que cuando fallan, desencadena el funcionamiento del siguiente backup para compensar el fallo. Estas redundancias, vías paralelas o backups pueden suplirse entre si cuando existe un error. Es decir, por cada error existe una serie de mecanismos compensatorios para que podamos seguir funcionando. Todos estamos diseñados con unos rigurosos procesos que son sostenibles y que priorizan el ahorro energético.   

Pero, ¿qué pasa cuando nuestro mundo interno realiza un backup? ¿Qué pasa cuando agotamos nuestros backups? ¿Son siempre buenos los backups?

Ejemplos del Backup humano

La programación del ser humano está grabado en el ADN. El ADN expresa todas las instrucciones para que el organismo  funcione adecuadamente. La cantidad de información que alberga el ADN es impresionante, el ADN de una sola persona equivale a dos veces el diámetro del sistema solar entero. La expresión del ADN puede verse afectado por una gran cantidad de variables y esto es lo que estudia la ciencia de la epigénetica. La existencia de backups a nivel de ADN es evidente, cuando alguna parte del ADN falla entra acción la expresión de otro gen, otro segmento de la cadena ADN. Por ejemplo, el gen SOX1 en presencia de de algunas enfermedades neurológicas, hipotéticamente, puede cambiar su rol habitual para proteger y promover la proliferación de neuronas.  Otro ejemplo, más evidente y menos abstracto de un backup humano es cuando utilizamos un sentido para compensar la falta de agudeza de otro. Esto pasa cuando no encontramos algo dentro del bolso por el tacto y compensamos con la vista.  

El peligro del Backup humano

El peligro más evidente del backup es que un error puede no ser detectado hasta que no hay una gran acumulación de ellos y ya sea muy difícil remediarlos. Un error puede esconderse tras respuestas adaptativas o compensatorias en una persona. En otras palabras vamos poniendo parches pero seguimos sumando errores hasta que finalmente el sistema se satura y falla en vez de remediar el problema desde el origen.

Por lo que siempre:

es mejor prevenir que curar 

La importancia de Resetear o Reiniciar la máquina

 La RAE explica este concepto como:  «cargar de nuevo el sistema operativo en una computador u otro dispositivo electrónico». Ya hemos filosofado sobre el concepto de que los humanos tienen backups. Pero, si tenemos backups, ¿también tenemos una forma de reiniciar o resetearnos?

No existe todavía una clara evidencia científica que aclare esta pregunta. Aún así, quizás en un futuro podamos atrevernos a decir que sí ciertamente existe un reseteo del cuerpo humano. Por ahora, sabemos que hay algunas actividades pueden ofrecernos beneficios y ayudarnos a regular nuestro mundo interno a nivel físico y psíquico. Todas tienen que ver con entrenar nuestra interocepción: la capacidad de percibir las señales de nuestros órganos internos como tener hambre, sed, tener ganas de ir al baño, etc.     «e

Actividades que reinician y resetean el backup

Dormir: Regula el reloj interno y tiene una importante función a nivel de organización en cuanto a la memoria (que memorias tirar, cuales guardar, que tener a mano…). Siendo incluso beneficiosas las siestas. 

Respirar: Es un forma de consciente de activar el sistema parasimpático, lo cual crea una cascada para que todo el organismo mande señales de seguridad y calma a todo el cuerpo, lo cual deja tiempo y paso a la autoregulación del cuerpo y la mente.

Caminar: realizar ejercicio moderado aeróbico como caminar especialmente en contacto con la naturaleza incrementa la capacidad pulmonar y activa procesos en el cuerpo que nos hacen estar más felices, alerta y atentos.

Alimentación: es imprescindible llevar una dieta que sea adecuada e individualizada a las necesidades de cada persona. Una buena alimentación es la primera forma de prevención en enfermedades crónicas e incluso puede ser una forma para remediar enfermedad.

Meditar: Incrementa la consciencia a nivel de pensamientos, lo cual también nos ayuda a detectar ciertas emociones y pensamientos que pueden estar influyendo en nuestra salud. La meditación además nos permite cambiar estas emociones y pensamientos antes de que nos produzcan efectos a largo plazo (antes de que se acumulen errores en el sistema).

Yoga: Conectar con el cuerpo, incrementa la conciencia corporal facilitando detectar desequilibrios y corregirlos. Por ejemplo, tener más fuerza en un lado del cuerpo que otro puede provocar desequilibrio de nivel muscular y crear tensión. Realizar ejercicios propioceptivos como los estiramientos y fuerza nos ayuda a reajustar y equilibrarnos. 

Bibliografía

Kanwore, K., Guo, Xx., Abdulrahman, A.A. et al. SOX1 Is a Backup Gene for Brain Neurons and Glioma Stem Cell Protection and Proliferation. Mol Neurobiol 58, 2634–2642 (2021). https://doi.org/10.1007/s12035-020-02240-6 

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest